Jueves. 18.04.2019 |
El tiempo
Jueves. 18.04.2019
El tiempo

Lo que de verdad nos une: el cocido

Rafa Cuíña, durante la tradicional Matanza. DP
Rafa Cuíña, durante la tradicional Matanza. DP

EN LA vida hay una única verdad absoluta: no hay domingo que no arregle un buen cocido. Confieso que me encanta el cerdo, los cachelos y la verdura. Pero si hay algo que me pierde es un buen chorizo. Y si es de Lalín, mejor que mejor.

La localidad dezana se prepara para acoger una nueva edición de la Festa do Cocido, que se celebrará el próximo 24 de febrero. Y su alcalde, Rafa Cuíña, se puso este domingo sus mejores galas para asistir a la tradicional Matanza do Porco. Por si hay algún despistado, porco es cerdo en gallego. En inglés es pig.

Hecha la aclaración, les sigo contando. Rafa Cuíña me hizo la boca agua. Y no lo digo por el atuendo elegido para la jornada: boina, chaleco, camisa blanca y gafas redondas. Lo digo porque me imaginé sentada en un restaurante de Lalín comiendo cocido como si no hubiera un mañana. Solo espero que este año se acuerden de una servidora y me inviten (yo pago) a asistir a la fiesta.

El alcalde lalinense aprovechó el evento para lanzar una pullita a PP, Ciudadanos y Vox. A la misma hora en la que él participaba en la Matanza do Porco en la parroquia de Donsón, a la que asistieron de cenas (probablemente cientos) de personas, estos partidos se concentraban en la Plaza de Colón de Madrid en contra del presidente más guapo de la historia de España, Pedro Sánchez.

Cuíña, que en la foto de esta crónica aparece comiendo una palmerita, tiró de retranca para hablar de la participación de la manifestación. "Se é certo o das só 45.000 persoas en Colón, puidéronna facer en Lalín, e así comían cocido", puso en su cuenta de Twitter. Ahí te doy la razón, Rafa. No hay nada que más nos una que un cocido, ¿verdad?

El alcalde de Lalín cambió el cerdo por la marcha convocada por los partidos de derechas del país. El cabeza de cartel del PP a las elecciones municipales en Pontevedra, Rafa Domínguez, hizo lo mismo. Cambió el bus que lo iba a llevar a Madrid por la bicicleta, participando así en la bicifestación convocada por el colectivo ciclista Pedaladas para reclamar más carriles-bici en la otra capital.

Rafa dejó constancia de su apoyo a la concentración de Colón en sus redes sociales. El candidato popular acompañó a su número dos, Pepa Pardo, y a otros compañeros a coger el bus en Campolongo y lo colgó en su Twitter. Luego participó en la marcha ciclista por la ciudad. "Tenía fuerzas para atacar, pero me dijeron que en las bicifestaciones no se hacen esas cosas", escribió en Twitter sobre esta protesta, a la que no llevó casco. Ay, Rafa, con lo importante que es llevar casco... Lo que no nos han revelado sus redes sociales es si acabó el domingo haciendo lo más importante: comer un cocido.

Lo que de verdad nos une: el cocido
Comentarios