miércoles. 01.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 01.04.2020
El tiempo

Con el tiempo

Con el tiempo comprendes que las cosas necesitan madurar, que las oportunidades llegan cuando tienen que llegar y que si una puerta se cierra otra se abrirá, solo debes tener paciencia, perseverar y actuar
CON EL tiempo aprendes que cantidad no es sinónimo de calidad, que mucha gente no significa compañía, que el cementerio está lleno de millonarios, que el éxito o el fracaso no existen. Con el tiempo compruebas que a veces se gana y a veces se pierde. Todo es cíclico. Tan solo hay que saber extraer del dolor o el placer de cada experiencia la enseñanza concreta. Con el tiempo te arrepientes de no haber pasado más tiempo con tu madre, con tu padre, con tus abuelos, porque ya se han ido y solo te queda el vacío de su ausencia y los felices recuerdos enraizados en el jardín de la memoria. Con el tiempo contemplas la fugacidad de la vida, cuando los días, los meses, los años, se disuelven entre los dedos de la mano, cuando el bebé que sostenías en tus brazos, el niño al que leías un cuento todas las noches o caminaba agarrado de tu mano por las calles siempre nuevas de la infancia ahora es un joven sonriente que quiere comerse el mundo mientras se despide de ti en el aeropuerto. Volverás a esa casa llamada hogar que nunca será la misma sin él. Con el tiempo aprendes que el mundo es muy pequeño, qué en todos los continentes, independientemente del idioma, la cultura o la religión todos somos iguales, sentimos las mismas sensaciones, alegría, esperanza, tristeza, que los prejuicios los impone la ignorancia, las diferencias son riqueza e independientemente donde hayamos nacido o hablemos la lengua que hablemos todos somos seres humanos habitando este hermoso planeta azul que baila alrededor del sol por el espacio cósmico interestelar. Con el tiempo te das cuenta que la fama no significa nada, los que ahora te aplauden mañana te criticarán, que ahora estás en la cúspide profesional y mañana haciendo cola en la oficina del INEM. Con el tiempo se aprende que la vida es una fluctuación continúa, que nada es seguro, ni el trabajo, ni el dinero, ni la salud, ni el amor, porque si la vida es efímera mucho más voluble es todo lo demás. Con el tiempo comprendes que las cosas necesitan madurar, que las oportunidades llegan cuando tienen que llegar y que si una puerta se cierra otra se abrirá, solo debes tener paciencia, perseverar y actuar. Con el tiempo aprendes que nadie te amará si tú no te amas a ti mismo, que nadie cubrirá las carencias que tú ya tienes, que debes buscar en tu interior, viajar, leer, meditar y aprender a respirar para eliminar el constante murmullo de pensamientos mentales que te atosigan y te impiden ser feliz. Con el tiempo aprendes a no identificarte con tus pensamientos, que una cosa eres tú y otra diferente los pensamientos que vienen y van, así que déjalos ir, como la corriente del río se lleva las hojas o el viento se lleva las nubes. Con el tiempo comprendes que si te aferras a una relación negativa estás impidiendo y retrasando que una nueva persona que está destinada a conocerte entre en tu vida. Con el tiempo aprendes a valorar la naturaleza de la que formas parte, aprendes a escuchar a los demás antes que imponer tu opinión porque las verdades absolutas no existen. Con el tiempo sabrás que si haces daño a un amigo puede que esa relación nunca vuelva a ser igual. Con el tiempo entiendes que para perdonar hay que comprender y sobre todo saber olvidar. Con el tiempo te das cuenta que estamos de viaje en esta existencia física, que solo somos un conjunto de piel y huesos que algún día dejarán de funcionar y que la muerte es la verdadera liberación de esa energía que ni se crea ni se destruye, solo se transforma, esa energía que habita en ti se llama alma, la esencia verdadera que te constituye.Con el tiempo sabrás que hemos venido a este mundo a mejorarnos, a aprender, a dejar esta tierra mejor que cuando comenzamos a dar los primeros pasos sobre ella. Con el tiempo, quizás, alguien lea este artículo y encuentre en su interior alguna frase, alguna antorcha que le sirva en su camino. Cualquiera que sea mi destino siempre habrá para nosotros un punto en las estrellas donde nos volveremos a encontrar.Entonces, con el tiempo,todo en esta vida habrá tenido sentido.

Con el tiempo
Comentarios