viernes. 20.05.2022 |
El tiempo
viernes. 20.05.2022
El tiempo

Mitos y prioridades

ALEJAR LA instrumentalización partidista -parece más acertado calificarlo así, de partidismo, que hablar de despolitización- en el conflicto y el problema que llega a las calles del sector lácteo es algo que se propuso y exigió por diferentes partes en estos días. Lo hizo algún líder sindical y algún dirigente político. Por otro lado, el hecho de que el foco de la atención esté sobre el sector lácteo gallego permite apuntar a la necesidad de definir, aprobar, acertar y defender en Madrid y Bruselas una política que responda a los intereses del sector agroganadero gallego. No hay modelo ni hoja de ruta más allá de las consignas. Hay que definir y apostar por un modelo productivo y de sociedad rural, en cuyo objetivo trabajen y gestionen los representantes públicos, con matices por sus posiciones, pero en una dirección constante. Es una tarea pendiente, llámese si se quiere plan estratégico, marcar para Galicia el modelo de sociedad y economía rural, del sector primario. Debería salir de un acuerdo mayoritario del Parlamento, tras el trabajo riguroso de los técnicos, esta asignatura que incluye, entre otras tareas, el sector forestal, con el problema de los incendios, el sector lácteo y la ordenación del territorio y la población. Mitificar e idealizar un modelo de sociedad y economía rural del pasado, la del autoabastecimiento, supone ignorar una realidad tan cruda en Galicia como la emigración forzosa. La causa estaba en ese modelo económico y social. Las instrumentalizaciones partidistas en este asunto, como en tantos otros, no aportan ni buscan soluciones. Desgastar a quien tiene la responsabilidad de gobernar y trabajar el voto es legítimo. Cuestión diferente, que supone un desprecio a una mínima ética pública y a la inteligencia ciudadana, es priorizar estos comprensibles, y repetimos, legítimos objetivos de parte sobre las cuestiones de fondo que interesan y afectan a los ciudadanos.

Mitos y prioridades
Comentarios