Opinión

Aprobados los PGE de la recuperación económica

El pasado martes, fueron aprobados definitivamente los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022. El Parlamento dió luz verde a las cuentas públicas una semana después de lo previsto, porque “PP y ERC apoyaron una enmienda de Compromís sobre prpmoción de lenguas cooficiales” que salió adelante obligando a que la Cámara Baja tuviera que debatir ese cambio,. Enmienda que recibió el visto bueno del Congreso con 281 votos a favor (PSOE, PP, UP y aliados parlamentarios de la coalición) en contra lo hicieron 62 (Vox y Cs),coincidiendo con el día en que el Consejo de Ministros aprobó la reforma laboral.

Tanto los presupuestos como la nueva legislación laboral eran compromisos adquiridos por el Gobierno con Bruselas, para tener listos antes de que acabara el año en el marco del Plan de Recuperación y Risilencia, que supondrá una inyección de 140 mil millones de euros en transferencias y préstamos en los próximos años.

La crítica central del debate se se centró en el PP por la maniobra de dilatación a la aprobación de los PGE. Los de Casado fueron acusados por Cs de llevar a cabo un “tacticismo” que a su juicio beneficia al nacionalismo. El portavoz de Vox acusó a los populares de “unirse a lo mejor de cada casa para votar a favor de los chiringuitos, el retrato que dejan ustedes no es nada bonito”. Rufián portavoz de ERC, dirigiéndose a la bancada popular les dijo: “Ustedes no hacen política. Están haciendo el ridículo y lo saben. Dejen de imitar a Vox o algún día tendremos todos una sorpresa muy desagradable”. Junto con Bildu cargaron contra el PP por forzar la convocatoria del pleno en un momento lleno de contagios.

Pedro Sánchez intervino en el pleno, para poner el broche final al debate. Tras celebrar que con la reforma laboral y la del sistema de pensiones pactadas con sindicatos y patronal, se ponga fin a las “contrarreformas” del PP, el presidente “reclamó todos los acuerdos posibles y todo lo amplio que sean posibles”. Recordando que se habían incrementado las partidas de vivienda, educación, pensiones, ciencia o juventud, porque España necesita unos presupuestos que consoliden la recuperación económica.

Posteriormente, destacó en su balance anual, que el Gobierno “ha cumplido el 42,7% de los compromisos de la legislatura pese a las dificultades de la pandemia y un Parlamento fragmentado”. Destacó la capacidad del Ejecutivo para el “diálogo para acordar con el resto de fuerzas en el Congreso y los agentes sociales”. En esta capacidad para el acuerdo basa el dirigente la estabilidad tras “tiempos convulsos”. La cual propiciaría que la legislatura llegara a los 4 años.

La reforma laboral todavía tiene que ser aprobada por el Congreso. Casado ya ha dicho que votará en contra. Sin embargo, rechazan el no del líder la patronal, FAES y parte del PP. La CEOE reta a los populares a presentar una alternativa y la Asociación de Trabajadores Autónomos valora el proyecto aprobado. Fin de la cita.

Comentarios