jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

El emprendimiento y el fracaso

Vamos a por el último mandamiento emprendedor que tiene mucho que ver con nuestra capacidad de resiliencia, y que será lo que defina la delgada línea roja entre el éxito y el fracaso.
 
Fijémonos como reza la primera acepción de la palabra fracaso en la RAE: “Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio”.
Es decir, que de esto se puede extraer que desde el punto de vista lingüístico, y según la Real Academia de la Lengua Española, la palabra fracaso y las palabras empresa y negocio están profundamente matrimoniadas.
 
Este maridaje entre el fracaso y la empresa, no solo está asumido desde el punto de vista lingüístico, sino que al igual que el lenguaje, el fracaso está en muchos casos morbosamente aceptado, con consecuencias devastadoras, tanto en el ámbito personal, como en el social, para la persona fracasada.
 
A los que nos gustan las motos, y que además experimentamos la seductora afición de viajar sobre dos ruedas, manejamos una máxima que dice que existen dos tipos de motoristas, los que se han caído y los que se van a caer. Es decir, que en mi opinión existen dos tipos de empresarios, los que han fracasado y los que van a fracasar. No es necesario que el fiasco te lleve a la ruina total, o que hayas malogrado tu iniciativa un cien por cien. Aquí de lo que se trata es de no fracasar del todo.
 
El fracaso, algo difícilmente superable en nuestro país es, sin duda, una situación que debemos convertir en fortaleza para continuar, porque en el emprendimiento, el fracaso está presente en cada uno de los días de nuestra vida empresarial y además así debe ser. 
 
Bill Gates dijo: “Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso”. Frase sabia que seguro es fruto de su experiencia, y que está basada en los múltiples errores que sin duda algún día cometió, antes de convertirse en uno de los empresarios más notables e importantes en la historia de la humanidad. 
 
Carlos Slim dijo: “Cuando encaramos los problemas, desaparecen. Aprende del fracaso y deja que el éxito sea el incentivo silencioso”. El admirado Slim pone el foco en la superación del fracaso afrontándolo, recompensándote en silencio con los éxitos. 
 
Son muchos los personajes mundialmente famosos que acuñaron célebres frases convirtiéndose muchas de ellas en sentencias verdaderamente lapidarias.
Henry Ford: “El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito”. “El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo con más inteligencia”
Steve Jobs: “los grandes artistas como Dylan, Picasso y Newton se arriesgaron al fracaso. Y si queremos ser grandes, tenemos que arriesgarnos también”.
Y por último, me gustaría destacar una frase del gran Albert Einstein que va a ser muy útil en los próximos tiempos que nos va a tocar vivir: “Quien atribuye a las crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento, y respeta más a los problemas que a las soluciones”.
 
Por eso el X Mandamiento Emprendedor reza: "Te recuperarás después de cada fracaso".

El emprendimiento y el fracaso
Comentarios