Opinión

Periodismo perseguido

LA EXISTENCIA de medios de comunicación plurales e independientes es esencial en democracia y hay que decir que no es fácil mantener esos valores en esta sociedad tan dividida, que también divide a los mismos medios.

Son tres los obstáculos que, en mi opinión, ha de sortear la prensa para salvaguardar su independencia y libertad. Por un lado están los problemas económicos de las empresas periodísticas que salen a diario a un mercado poco propicio. El segundo obstáculo son las redes sociales en las que afi cionados y manipuladores quieren suplantar a los medios impresos y audiovisuales rigurosos con mentiras disfrazadas de verdades, rumores y calumnias.

El tercer escollo, que es el que interesa para este comentario, es el poder político que siempre quiere ejercer un control de medios y periodistas que usa todas las armas para minar su independencia y libertad. Trata de neutralizarlos para impedir que cumplan con su función de ejercer de contrapeso del poder, que implica reconocer el trabajo de los gobiernos y la oposición cuando cumplen, ser críticos cuando se equivocan o desvían y denunciar los abusos cuando se producen.

El último ejemplo está en Ourense donde el alcalde ataca reiteradamente a medios de comunicación y a los periodistas que informan sobre la gestión municipal –algo normal en democracia– cuando las informaciones no son de su agrado.

Por ello, la Asociación de Periodistas de Galicia APG que integran acreditados profesionales de la comunicación, emitió la semana pasada un comunicado en el que condena la última iniciativa del regidor ourensán que "propón a persecución contra medios e profesionais que consideren non afi ns ós seus intereses".

A liberdade de prensa, continúa el comunicado, está amparada polo artigo 20 da Constitución e constitue un bastión para a defensa da democracia… Sorprende que o alcalde de Ourense descoñeza ou non teña claro este principio. Por elo a APG quere facer público o seu respaldo ós profesionais da información e ós medios víctimas das inaceptables formas do alcalde de Ourense…".

Cuando el poder político controla o interfi ere el trabajo de un medio o de un pe riodista, que es lo que pretende, la verdad deja de ser importante y tan solo existe el discurso único, las crónicas ofi ciales y las subvencionadas. Un horror.

Thomas Jefferson, tercer presidente de EEUU, dejó dicho que prefería tener "prensa sin gobierno que gobierno sin prensa". La democracia verdadera necesita medios plurales y libres, ellos no crean la realidad de la mala gestión, su misión es contarla. También en Ourense.

Comentarios