domingo. 09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo

¡Llega el alpiste!

YA TARDABAN en aparecer, pero aparecieron. Y lo hicieron, encarnados en ese actor de la izquierda millonaria española que se llama Javier bardem, insultando al alcalde de Madrid. Ya han olido los titiriteros que se puede formar gobierno en estas Navidades y que habrá Presupuestos Generales, y les ha faltado tiempo para sacar el cepillo de paseo y lanzar una proclama contra el PP. Son muy malos actores, pero en esto de mover y hacer sonar la hucha en la Moncloa son unos fenómenos.

En España, los pensionistas malviven, pero los titiriteros se forran y se van a morar a Nueva York que es una ciudad muy progresista. Tan progresista como los Presupuestos que prepararan los golpistas en la cárcel. Unos presupuestos progresistas, feministas y muy solidarios con los de siempre. Es decir, en Pontevedra, pondrán unas farolas sostenibles en el nudo del Pino y publicaran unos folletos para el Camino Portugués. Así que, despídanse del AVE y acostúmbrense al Ferrobús que contamina mucho menos el planeta y no contribuye como los chinos al cambio del clima climático que denuncia esa nueva mesías infantil que viene del norte y que aquí en España recibieron, alelados y embobados, científicos, catedráticos e investigadores.

Igual que escuchaban, admirados, a Jesús de Nazaret los teólogos y los doctores de la Ley mosaica en el Templo de Jerusalén. Salvando las distancias, claro está. La cosa era de esperar. A Sánchez lo tienen cogido por las pelotas los golpistas catalanes y el etarra Otegui y no le dejaran la más mínima libertad en la disposición de los dineros de todos los españoles. Y, claro, aquí, ni agua, ni leches en vinagre. Que le vamos a hacer. Como siempre, todo para Cataluña y para el País Vasco, como hizo el general Franco durante 40 años y así se lo pagaron después los de la fabriqueta y los banqueros de Neguri.

La crisis dicen que está ya ahí. La inseguridad en los mercados, el aumento del déficit y de los impuestos, la huida del dinero y la inversión, la derogación de la reforma laboral que será letal, y el desempleo que vendrá en consecuencia son pésimos vientos que corren para la política presupuestaria socialista, porque aunque el gobierno de Rajoy salvo parte de las arcas, las penurias económicas van a ser evidentes y, en consecuencia, no quedara más remedio que cerrar el grifo y apretarse el cinturón todo el mundo.

¿Todo? ¡No! ¡ No! Que va, los del cine, no. Faltaría mas, después de lo que ayudaron a que los socialistas ganen las elecciones desde Felipe González con sus pancartitas y su canesú, no se van a quedar sin cobrar, no señor. Y es que España es la monda. No hay dinero para actualizar las pensiones, ni acabar con las colas en la Sanidad, pero, ¡carallo!, para los Bardem y demás parentela cinematográfica, hay de sobra.

Hoy, estos canarios del cine patrio están felices. dentro de poco empiezan a repartirle el alpiste. Ya venían forrándose con los gobiernos y el acollonamiento de la derecha popular, pero ahora vienen los suyos. Los culturetas y su circo progresista que es como una caja de ahorros en donde chupaba todo dios. Y los canarios del séptimo arte amarillean, hinchan el pecho, mueven el pico, sacan la pancarta y se ponen a gorjear "la Internacional". ¡Pío, pío, pío! ¡Llega el alpiste!, con la Navidad.

¡Llega el alpiste!