jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Justicia profunda

CUANDO alguien alude a la Galicia profunda, suele interpretarse la apreciación como despectiva, aun siendo un término en el que la humillación y el desprecio requieren matices. ¿Qué entendemos, a todo esto, por Galicia profunda? ¿La Galicia escondida, deprimida, arrinconada, maltratada donde predomina la miseria y la desolación? ¿Dónde un tercermundismo secular esclaviza, oprime y tiraniza a quienes allí resisten? ¿O que se comen los niños crudos?

Debió ser la deducción que llevó a una jueza marbellí a retirar a una madre gallega la custodia de su hijo, de apenas un año de edad, en favor del padre, bajo el argumento principal de que la progenitora reside "en la Galicia profunda" (¡ría de Muros/ Noia!) y no "en Marbella, ciudad cosmopolita que tiene todo tipo de infraestructuras, con todo tipo de colegios para poder educar a un niño, públicos o privados, con un buen hospital". Todo muy "adecuado al desarrollo de la personalidad de un niño, para que crezca en un ambiente feliz". En realidad el dictamen merece un profundo análisis jurídico (profundo), pero lo que sí llama la atención, y ofende, es que a la magistratura accedan profesionales cuya disposición contradictoria no sintoniza con lo que se exige a quienes asumen tanta responsabilidad.

Justicia profunda
Comentarios
ç