Opinión

Atender a todo

NO SÉ de qué escribir. Pasa a veces, en todos los ámbitos: te presentas a unas elecciones y no sabes qué prometerles a los votantes, como le ocurrió al partido de Errejón, que estaba ahí para pillar de aquí y de allá y daba igual lo que tuviera que decir, si es que tenía que decir algo distinto de los demás. Empieza a haber demasiados partidos, habrá que agradecer el esfuerzo de Rivera por intentar cargarse al suyo en un tiempo record. Lo cierto es que el despilfarro de credibilidad de Albert Rivera coincidió en el tiempo con los desayunos con Malú, yo ahí lo dejo. No se puede atender a todo, ya lo decía mi abuela.

El ex-seleccionador nacional, ahora otra vez seleccionador, Luis Enrique, le dejó un recado a su segundo, Robert Moreno, para que atendiese el mostrador que él no podía por causas de fuerza mayor. Moreno, hombre ambicioso y preparado (pero sobre todo ambicioso, según Luis Enrique) empezó a encadenar victorias y a motivarse. Se vio encargándose del negocio durante la Eurocopa.

Fíjense de lo que acaba uno escribiendo cuando no sabe de qué escribir. Ya ni les cuento el final del idem porque ya lo saben. Ahora Luis Enrique no lo quiere ni de utillero, no quiere pasarle los entrenamientos vigilando su espalda. Le llamó desleal. ¿Usted se imagina a un político, español me refiero, llamándole "desleal" a otro? Se reiría el país entero. Errejón, por volver con Errejón, se troncharía de risa, igual habría que ingresarlo en urgencias.

Las luces de Vigo. Esto no falla. Hay que hablar de las luces de Vigo, sí o sí. Aunque ya dudo si hablar de las luces de Vigo o del rascacielos que planea levantar el alcalde de Ourense, el más grande de España (me refiero al rascacielos). Igual se le ocurre coronarlo con las luces de Vigo, eso sería un win win, que dicen los anglos. Quiere construirlo a medias con su nuevo amigo, el presidente de la Deputación de Ourense. Antes no eran amigos, es más, eran enemigos. Jácome se había presentado ante los votantes como el hombre que iba a acabar con "la saga de los Baltar". Quien dice "acabar" dice hacerlo presidente de la Deputación (a cambio de la alcaldía), tampoco hay que ponerse tiquismiquis con los términos. Igual la cosa es tenerlo ahí para vigilarlo de cerca. Y aquello que dijo una vez de Baltar hijo ("psicópata con corbata"), por favor, es que nos gusta buscarle punta a todo...

Regresando a Vigo y a sus luces. Tengo un amigo que ha tenido una pesadilla extraña, aunque no es raro con tanto jaleo mediático: soñó que tenía una experiencia de esas de verse a las puertas de la muerte y que vio el túnel y a lo lejos las luces de Vigo, con Dinoseto y todo, y que el Dinoseto le decía, con la voz de Abel Caballero, "come here", "come here", con acento inglés macarrónico, que es como si hablas inglés mientras comes macarrones. Y luego se despertó empapado en sudor y no consiguió volver a conciliar el sueño. Normal.

Luego están los beneficios de la reflexología podal para la depresión. Esto no viene a cuento aquí, ni en ninguna parte, de modo que le daremos asilo. Se trata de tratar las depresiones mediante masajes suaves y profundos en ciertas zonas del pie. ¿En qué zonas? Ah, eso solo lo saben los reflexólogos podales, amigo, que son los que se llevarán la guita. En definitiva, de eso se trata: de sacar dinero hasta debajo de las piedras (o de las plantas de los pies). A veces uno se pregunta cómo no se le había ocurrido hacerse reflexólogo podal, con lo interesante que parece.

Tras esta pausa publicitaria, prosigamos con el desmadre. Lo del narcosubmarino apresado en Cangas: 152 fardos, 3 toneladas, 100 millones de euros en el mercado de la droga. El mayor alijo incautado en Galicia en los últimos quince años, desde que en 2003 se cogieran 6.000 kilos en el South Sea del fotogénico traficante Marcial Dorado. Ese narcosubmarino es la metáfora perfecta de lo que está pasando (sigue pasando) con la droga en Galicia: todavía siendo un negocio con mucha vida, pero bajo la superficie de esta.

Comentarios