Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Cosas que están pasando

ESTÁN PASANDO cosas. A toda pastilla, como siempre desde que hay internet. Por ejemplo: sigue el pimpampun contra Podemos. Ese juego cuyo fin es derribar muñecos de goma con pelotas de trapo (¿o eran muñecos de trapo con pelotas de goma?). La culpa es también de lo de morado, por dar luz y fotógrafos a sus desavenencias, mientras que otros como el PSOE... ¡no he dicho nada!. ¡Si aún se ve al pobre Sánchez curándose con betadine las cicatrices de las puñaladas! En el PP, en cambio, a la gente se la liquida con un sueldazo y un billete a un lugar donde no estorben. Aún hay clases.

Parece ser que no juzgan al señor presidente de la Comunidad de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, imputado 14 veces y 14 veces archivado (se le está poniendo cara de carpeta). A mi esto me recuerda una regla del fútbol callejero de cuándo éramos mejores, o sea niños, y contábamos como penalty cada tres saques de esquina. Si hacemos algo parecido con "el señor de Murcia" estaría en la cárcel de por vida. Digo "señor de Murcia" porque así le llamó Mariano, repetidamente, en entrevista televisiva. Rajoy se sumerge en el Leteo con una facilidad directamente proporcional a la longitud de la espada que pende sobre el Damocles de turno. Rayos, cuánto símil clásico... Pero si el Damocles es miembro o miembra de otro partido, Mariano registra fechas, cantidades, efemérides y cataclismos cual hábil registrador. Nada comparable jamás, eso sí, con el maravilloso e irrepetible "despido en diferido" que Dolores Funambulismos de Cospedal hizo surgir, como pañuelito con puntillas de una manga de su rebequita, ante millones de cámaras de televisión.

¿Alguien se imagina a Pablo Belcebú Iglesias esgrimiendo despidos en diferido para tapar las vergüenzas de Juan Carlos Monedero, un supoñer, y las del partido? Dame veneno, que quiero morir. Por seguir con lo que está pasando en el PSOE, aunque sería mejor referirse a lo que no está pasando, que se acaba antes...

Saltó al ruedo Patxi, que los vascos son mucho de saltar. O les sale de dentro o los empujan. Y Pedro se fue a Sevilla para recuperar su silla. Y Susana dizque se lo está pensando. Para mi que busca el efecto última hora. La aclamación de los gerifaltes. La súplica de los que tiemblan. ¿Y si las bases reiteran su confianza en Sánchez? El terremoto se va oír en la toilette de Trump y en las fábricas que suministrarán cemento para el infausto muro. No descarten que, tras el terremoto, surja un dragón que se los pape a todos y deje al PSOE en un estado que no lo reconozca ni la pitonisa Lola. Bueno, ya casi está así, cierto es. Lo del PSOE es la pesadilla que se muerde la cola.

Sentencia del caso Noos, que debería llamarse el caso Voos. Por el trato a la infanta digo. Pues la condena a su marío y eso. Ahí hay un claro conflicto de intereses: ¿cómo se mete en la cárcel a un señor al que le aún le estamos pagando (cuatrocientos mil euros anuales) cinco policías con sueldo, casa y dietas? Va a haber que mandar a los GEOS para que ingrese. Y si fuera o fuese cierto que la infanta Cristina se dejó engañar infantilmente por Iñaki, en más de un sentido, ahora que ya ha pasado todo ... ¿cómo no se separa o se divorcia o le da una patada (tras otra) en el trasero? No digo esto porque dude de sus declaraciones afirmando que ella no sabía niente, puesto que no hay dudas: lo tenemos todo muy claro. Desgraciadamente.

Cosas que están pasando
Comentarios