Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Venezuela y el Hades

RÓMULO GALLEGOS y Arturo Uslar Pietri. Es todo cuanto puedo decir sobre la literatura venezolana, y es bien poco. Sobre sus cineastas o pintores mi ignorancia es estratosférica. Y lo cierto es que todos deberíamos saber más sobre Venezuela. Incluso los que lo saben todo sobre ella. Incluso los que se muestran profundamente preocupados por ella.

De un tiempo a esta parte preocuparse por Venezuela se ha convertido en una moda que se practica en España con una intensidad directamente proporcional a la aversión que despierta una opción política muy concreta. Los vínculos que se establecen entre el gobierno venezolano y las profundidades del infierno no pueden ser explicados por seres racionales. Ni tampoco por los irracionales. Por tanto, no se explican: se enuncian y punto. Como previamente se ha establecido sin ningún tipo de duda la relación entre la fuerza política que no podemos mencionar (para no tener mil años de mala suerte), por la propiedad transitiva queda claro que esa agrupación y Satanás son la misma cosa. Así de sencillo debería ser todo, en la política y en la vida en general. Pero no, nos empeñamos en tener ideología, diseñar un programa, intentar caerle bien a los votantes...

Nos meten miedo con el coco venezolano cuando lo que nos tiene que acojonar de verdad está pasando desapercibido

Se nos advierte que no seamos ingenuos, que tengamos cuidado. Si queremos mantener nuestra hacienda, caso de haberla, nuestra segunda vivienda ("habelas, hainas") o nuestros ahorros (algo siempre queda en el bolsillo) a buen recaudo, no podemos entregarnos en manos de las fuerzas del Averno. Ya se sabe que estas disfrutan apropiándose de lo ajeno y riéndose en nuestras narices de nuestra estupidez. Como se deben reir los millonetis pillados en corruptelas tras salir a la calle después de abonar una abundante fianza cuando leen que enchironan a un tipo por robar una bicicleta. Pues esto no va a ser nada comparado con las carcajadas infernales que se oirán cuando las huestes del inframundo ocupen el poder para saquearnos sin misericordia. El hecho de que estemos entrenados en esto de sufrir saqueos no nos ahorrará disgustos. Venezuela e Irán. Pero en Irán no sabemos ni qué idioma se habla, así que mejor centrar nuestros miedos en Venezuela, en vez de dispersarlos. Ha salido en prensa que en los últimos meses por tener un alta tasa de homicidios. Nadie dijo nada de Honduras. ¿Por qué tendría que hablar de Honduras? Porque lideran esa tasa. En los 80, Carlos Andrés Pérez entregó el país cuya presidencia ocupaba (sí, Venezuela) al FMI. Sus políticas provocaron la privatización de empresas públicas, congelación de salarios, disminución del gasto público y aumento del precio de productos básicos. Por aquel entonces gobernaba aquí un amigo íntimo del sr. Pérez, el señor González Márquez. Ahora imagínense que el monstruoso presidente Maduro mata a 300 opositores y hace desaparecer a unos 2.000.... pues eso hizo la represión venezolana durante el Caracazo en 1989. Pero esos ahora son los "buenos"...

Lo terrible de que te den de comer bazofia todos los días en prensa, radio y televisión es que si abres la boquita y te tragas esa porquería, terminará por gustarte. Empezarás a creer a pies juntillas lo que a otros les interesa que creas y te olvidarás del pasado. Ellos te dirán de qué mano te tienes que coger para avanzar en medio de las tinieblas que han contribuido a crear. Ya sé que parece un cuento de terror: es que lo es.

Nos meten miedo con el coco venezolano cuando lo que nos tiene que acojonar de verdad está pasando desapercibido: Médicos Sin Fronteras acaba de rechazar fondos de países de la UE como protesta por la firma del acuerdo UE-Turquía y por la política migratoria europea en general. El "coco" de verdad no hay que buscarlo lejos. Está entre nosotros, somos nosotros.

Venezuela y el Hades
Comentarios