martes. 30.11.2021 |
El tiempo
martes. 30.11.2021
El tiempo

Tres apuntes y una maldad

El debate de la autonomía confirma la polarización política Xunta-Gobierno y al BNG como el rival que preocupa a Feijóo

CORREN TIEMPOS de intensísima actividad política. No es habitual que en el plazo de una semana se concentren el debate de la autonomía, la aprobación de los Orzamentos de la Xunta, la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, un barómetro del CIS, el congreso federal del PSOE, unas primarias del PSdeG, el relevo de un conselleiro... Pero de toda esta vorágine orgánica e institucional se pueden sacar conclusiones.

→ Apunte 1: el debate de autonomía


Condicionado por la muerte repentina de Valeriano Martínez, el debate del estado de la autonomía dejó claras un par de cuestiones. La primera es que aproximadamente la mitad de las propuestas de resolución aprobadas —y consecuentemente impulsadas por el PPdeG— tienen como destinatario el Gobierno central, lo que confirma que los populares no van a apartarse ni un ápice de su estrategia de polarizar el debate entre Xunta-Ejecutivo. Hasta ahora al PPdeG le funcionó de maravilla y, por mucho milagro económico que auguren los fondos de recuperación, el inevitable saqueo a los bolsillos que se avecina (autovías, luz, combustibles, impuestos, vivienda...) siembra un terreno ideal para alimentar esa polarización. La otra conclusión del debate es que el PPdeG ya tiene claro que su rival peligroso es el BNG. No aprobarle ninguna de sus 40 iniciativas responde a esa intención de situarlo en la radicalidad, una imagen de la que trata de escapar precisamente Ana Pontón. Además, el PP lo hizo en este caso con la complicidad del PSOE. Los socialistas, inmersos en su particular conflicto interno, tendrán que espabilar si no quieren pasarse el curso parlamentario como simples observadores neutrales de un duelo PP-BNG.

→ Apunte 2: el congreso del PSOE


Precisamente los socialistas afrontan su congreso federal de Valencia con la idea de entronizar —todavía más— a Pedro Sánchez y, al menos durante 48 horas, olvidarse un poco de los problemas del país. Habrá muchos socialistas gallegos en Valencia, algunos en busca de una foto con los peces gordos del partido para que parezca que su candidatura es la favorita de Ferraz. Pero la realidad es tozuda y Ferraz anda a lo suyo. Pese a que se daba por segura la presencia del delegado del Gobierno José Miñones en la ejecutiva socialista, al final quien continuará en ella será Pilar Cancela, lo que no significa que se puede descartar ya al exalcalde de Ames para futuros encargos del presidente Sánchez. Si obviar al actual líder, Gonzalo Caballero, significa desautorizarlo definitivamente o no es una interpretación que pueden hacer algunos, igual que otros ven idéntica intención en el hecho de que Valentín González Formoso tampoco se siente en el equipo de dirección de Sánchez. Por cierto, nadie se explica todavía por qué Gonzalo Caballero no usó las cifras globales de los Presupuestos Generales del Estado y algunas de sus bondades para Galicia en el debate del estado de la autonomía celebrado esta semana. Se presentaron al mismo tiempo, así que si del Gobierno se las hubieran filtrado, tendría más argumentos y más munición.

→ Apunte 3: el CIS encumbra a Díaz


La vicepresidenta ferrolana Yolanda Díaz parece no tener techo. Mejor valorada por los españoles que Sánchez (4,8 frente a 4,4), lo iguala también en la gestión de la crisis del covid y se le acerca en el epígrafe de favoritos para presidir el Gobierno. Es una suerte para un Ejecutivo contar con un puntal como la gallega, pero a su vez su escalada de popularidad también supone un riesgo por los recelos que empieza a levantar en el PSOE. La ventaja de Pedro Sánchez es que él domina el Gobierno, por lo que si ve amenazado su status puede sacarle algún foco a Díaz. Pero también en Galicia tendrán que estar atentos a la ferrolana, porque si con su popularidad consigue crear un nuevo proyecto a la izquierda o resucitar parte del que había, la hegemonía del BNG al frente de la oposición podría peligrar. ¡Ojo!

→ La maldad: el ‘lujo’ del Bloque


Y precisamente del BNG va la maldad, ya que no faltaron las bromas con la elección del NH Obradoiro para el acto de ayer de Ana Pontón, todo un cinco estrellas en lugar de la habitual Nave de Vidán. ¿El nuevo BNG?

Tres apuntes y una maldad
Comentarios
ç