martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

"Una vez conocí a un hombre que amaba"

Como dijo Alba, la jovencísima novia de mi amigo Carlos, ¡Y Feijoo dijo sí al amor! Se refería a una de las excepciones que figuran en el Doga para saltarse el cierre perimetral. Así que, alentada por nuestro amado líder, me alejé de mi silencioso convento para encontrarme con un amante. Del estado civil del amor no dicen nada los documentos oficiales.

Mientras esperaba en un lugar frente al mar y a un centro de menores, un lugar perfecto para el adulterio, leía a un autor joven, literario y de moda que dice "una vez conocí a un hombre que amaba". Ostras. Hasta Perú se fue el narrador, cargando con su buen estilo y su arrogancia, para encontrarse con el susodicho individuo. Caray, pensé, ni que se le hubiera aparecido la niña de la curva. Se ve que para algunos el amor es una experiencia paranormal y por eso se van a Sudamérica a buscar sujetos amorosos en peligro de extinción.

Adoro la literatura del yo, pero lo malo que tiene es la posibilidad de que el narrador te caiga mal. A un personaje se lo perdonas todo pero a un autor no demasiado. Y lo dice una que de literatura practica poco y de yoísmo mucho. Lo cierto es que el escritor en cuestión me cae bien, es simpático y amable. Cuando nos tomamos unas cervezas al salir de una presentación en Cronopios, in illo témpore, nos echamos unas risas y eso une mucho. Hasta el coronavirus lo sabe, reírse con alguien es una actividad de riesgo, se contagia algo de lo que es difícil desprenderse. En su libro también se desprende esa vanidad masculina apenas perceptible, pero obvia, que quizás sólo reconocemos las mujeres. Si el individuo es riquiño y escribe bonito, como es el caso, esa sutil jactancia de la nada me provoca ternura y algo de envidia. Mucho tiene que aprender nuestro sexo para dejar a un lado la humildad y la modestia y lanzarse a la fatuidad y la soberbia.

¡Que la igualdad empiece por los defectos!

Puestos a presumir, yo les aseguro que no necesito ir a Iquitos a encontrar un hombre que ama. Lo tengo aquí. Está escondiendo la alianza en la cartera.

"Una vez conocí a un hombre que amaba"
Comentarios
ç