viernes. 30.07.2021 |
El tiempo
viernes. 30.07.2021
El tiempo

Memoria para los desmemoriados

El verano nos trae un texto legal que vamos a ver reflejado con el nombre de Ley de Memoria Democrática. La memoria es recopilación de recuerdos y cuando perdemos la retentiva aparecen enfermedades como el Alzhéimer o la demencia. Democrática tiene que ver con una forma de organizar el Estado teniendo en cuenta a ciudadanos libres e iguales con relaciones sociales en un acuerdo de voluntades que generan derechos y obligaciones. Es comprensible la duda tras la confusión creada respecto a Cuba; pero no hay que demorarse en cortesía para poder poner el humo en su sitio sin ondas espirales que lo diluyan.

La memoria histórica pasa a democrática y dice guiarse por el derecho a la verdad, el deber moral y una finalidad pedagógica. El texto supera los 70 folios y señala en el segundo folio que el olvido no es una opción. El presidente Zapatero aprobó en 2017 la Ley de Memoria Histórica para conocer y establecer medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura. Una ley que se hizo notar cambiando el nombre de calles de toda España, abriendo fosas comunes y llevando a Francisco Franco fuera del emblema de la Cruz del Valle de los Caídos. En el cambio de las calles se demostraron decisiones arbitrarias con miembros que carecían de objetividad y pluralismo, así lo dijeron jueces respecto a 21 calles en Oviedo. Se buscaba la desaparición desde capitanes generales a soldados rasos e intelectuales. Todos achacándoles su franquismo. Salvador Dalí porque se dice que apoyó a los sublevados desde Estados Unidos; Josep Pla escritor afiliado a la Falange, el dramaturgo Alfonso Paso según el informe por ser profundamente joseantoniano, Agustín de Foxá por componer el Cara al Sol. Se olvida el antes con nombres como José Calvo Sotelo, el presidente del Real Madrid Santiago Bernabéu o Concha Espina escritora calificada de falangista.

El presidente Sánchez dice superar la ley del presidente Zapatero al entrar de lleno en la Educación con la formación de maestros y funcionarios y con nuevos contenidos en las aulas. Para varios estudiosos del Derecho podría violar la libertad de expresión, ideológica y el derecho de reunión. Si es buena ley lo veremos porque debe integrar y escuchar a las víctimas y atender las recomendaciones de la Onu en materia de justicia y reparación, sin la tentación de usar a la derecha como excusa. La propia ley salida del Consejo de Ministros de este martes dice que garantiza el derecho a la verdad. Arranca ahora la tramitación parlamentaria. Es más que una norma contra el olvido de los crímenes franquistas porque amplía las víctimas a los represaliados por la lucha sindical y cierra el círculo del presidente Zapatero. Desaparecerá la Fundación Nacional Francisco Franco con convenio con la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Hubiese estado bien convivir con la memoria para dar ejemplo de que es posible.

Memoria para los desmemoriados
Comentarios
ç