Opinión

Alves vs Hakimi

Dani Alves vs Hakimi. Dos futbolistas, dos estrellas, dos tíos guapos, dos millonarios, dos ídolos.. con pies de barro. A pesar de ello hay una diferencia sustancial: la mujer que acusa al exjugador culé denunció, y renunció a una indemnización –me temo que para despejar la duda de que va a por el dinero– y la de Achraf, no. Alves está en prisión, Hakimi, no. Mucho me temo que estos dos casos coincidentes en el tiempo son solo la punta del iceberg en un mundo donde abundan las tentaciones –mujeres guapas, drogas, juego, alcohol–.

Pero ser violador, cometer uno de los delitos más execrables que conozco, no tiene perdón de dios. No son los primeros, otro brasileño, Robinho, fue condenado a 9 años de prisión por violar a una mujer de 23 años con un grupo de amigos, después de emborracharla hasta dejarla insconsciente en el guardarropa de una discoteca.

Ocurrió en Milán, aquí al lado. Ribery y Benzema, criados en Marsella, fueron acusados de mantener relaciones sexuales con una prostituta menor de edad, Zahia, en la discoteca Zeman en los Campos Elíseos de París. El exjugador del Bayern reconoció que participó en una orgía con la joven, aunque negó que conociera que no tenía 18 años, pero Benzema siempre ha negado los cargos.

Sí fue condenado por el chantaje por un vídeo sexual a su excompañero de selección Mathieu Valbuena, que le costó estar apartado 5 años de la selección gala. Ni Cristiano Ronaldo se salva: fue acusado de violación en 2009 por la modelo Kathryn Mayorga en Las Vegas. El astro luso le pagó unos 340.000 euros y dos años después, la modelo pidió que se reabrise el caso y el pago de 65 millones por "dolor y sufrimiento".

Con muchísimo dinero cerró también Kobe Bryant las acusaciones de una empleada de hotel en 2003, aunque él dijo que fue sexo consentido. Nunca fue juzgado. Esta es la cara B del deporte. Y apesta.

Comentarios