lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

¡Como gata panza arriba!

Y llegado este momento de cabreo monumental que tengo me hago la siguiente pregunta, ¿es este como otros tantos acuerdos necesario en un Estado de Alarma en donde se supone que su vigencia prevalecen en aras de procurar la mejora en la salud de los españoles?

LO QUE está pasando en nuestro país no tiene nombre ni calificación moral alguna, porque no es nada fácil de sobrellevar que a espaldas del Gobierno que sustentan, en el Congreso de los Diputados el grupo socialista y el de Unidas Podemos “rematasen a precio de saldo” el prestigio democrático de España, pactando con lo más indeseable de la Cámara Baja, como es “EHbildu”, otra prórroga del Estado de Alarma, pasando por la derogación de la Reforma laboral de 2012.

Creo que todos y cada uno de los españolitos de a pié que hemos estado confinados en nuestras casas durante dos meses, aliñados de un cóctel mezcla de disgusto, pena, miedo, rabia, impotencia e inseguridad a la vez que fuimos ejemplo de comportamiento extraordinario, no nos merecemos esta aberración política y parlamentaria con la que nos despertábamos el pasado jueves.

Bien es cierto que este precepto formaba parte del “menú a precio pactado” entre la extrema izquierda de este país y el partido más votado en las elecciones del 10N; y en donde ya lo dejaban muy claro aquel 12 de noviembre, día en el que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, se fundían en un abrazo que dio la vuelta al mundo proclamando a los cuatro vientos que este “Será un Gobierno de coalición progresista”, que supondría el primer ejecutivo de coalición que ha habido en España desde la recuperación de la democracia.

Pero ¡equilicuá!, y llegado este momento de cabreo monumental que tengo me hago la siguiente pregunta, ¿es este como otros tantos acuerdos necesario en un Estado de Alarma en donde se supone que su vigencia prevalecen en aras de procurar la mejora en la salud de los españoles?, o es al revés, ¿es necesario el Estado de Alarma para acordar con alevosía y oscurantismo cuestiones que en un “estado de normalidad” con tales tretas no se le ocurrirían ni al que asó la manteca?

El documento rubricado por Lastra, Echenique y Aizpurua no tiene desperdicio ni en la forma de redacción. La sintaxis verdaderamente me importa un bledo, lo que realmente me preocupa es lo que dicta el punto número 1, el cual cita textualmente: “Las fuerzas políticas que suscriben este acuerdo se comprometen a derogar de manera íntegra la Reforma Laboral del año 2012 impulsada por el Partido Popular. La derogación deberá ser efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el Covid-19”, es cuando menos de echarnos las manos a la cabeza por la que se nos viene encima.

Y claro, como se suelen hacer las cosas últimamente en este país, la vicepresidencia crucial en la fase que nos encontramos que es la de salvar la salud económica de España, no sabe nada del asunto, por lo que monta en cólera, como no puede ser de otra manera y desde Moncloa rectifican con un documento en donde se recalca “reforma parcial”, a lo que el vicepresidente díscolo desmiente a su compañera, y como éramos pocos, interviene Otegui desde San Sebastián dejando claro que lo firmado y su palabra se cumple, y en un tono que me hace recordar uno de los períodos más tristes y terroríficos de la Historia de España en donde sus camaradas militantes de ETA como él mismo, sembraban de sangre y terror las calles del País Vasco y de otras cuantas ciudades. Yo viví tres atentados, perdí a personas cercanas, por ello no diré más.

Lo que sí añado es que siento en el alma vivir esta situación que estoy viviendo, ya que dentro del PSOE tengo grandes amigos y personas a las que admiro y respeto, y que lo deben estar pasando bastante mal; por eso no entiendo este pacto, y menos aun cuando los cachorros de Bildu, pintan de rojo y amenazan a su compañera Idoia Mendia, candidata a Lehendakari, en la puerta de su casa. Yo con EHbildu, ¡ni buenos días!

Y precisamente recojo esta frase porque ha sido dicha por un socialista con mando en plaza y el mismo día que se conocía el documento del “tridente”, lanzada en una entrevista a La Sexta y recogida en los principales diarios de nuestro país; me refiero a Abel Caballero, alcalde socialista de los más votados de España (sino el más), y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias; y para los que no lo recuerden, ex ministro del Gobierno de España con un nada desdeñable Presidente como fue Felipe Gonzalez; y que sin entrar a valorar lo que hubiese hecho o no hecho, bien o mal, o poco o nada como ministro, lo que sí sabe el señor Abel Caballero es la responsabilidad que conlleva el formar parte y ser miembro directo del máximo órgano que ostenta el Poder Ejecutivo en nuestro país; que no es cuestión baladí.

Las cosas no se pueden hacer a salto de mata, ya que decisiones de este calado y cayendo la que está cayendo no tienen un ápice de justificación; y lo único que provoca este “nauseabundo sainete” es la continua desesperación de los más de 4.500.000 de personas, de dramas humanos afectados por los ERTES que se quieren cargar de un plumazo, “ y antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el Covid-19”, tal y como expresa el documento del horror; ¿de verdad que se han parado a pensar en estas familias antes de firmarlo?, porque tanto sea la respuesta positiva como negativa, entonces la situación aún es más grave de lo que me imagino, y este barco llamado España va a la deriva y como consecuencia al desastre total; porque la imagen que estamos dando de lo que está pasando en este país de locos nos lo va a hacer pagar y bien caro los socios de los países del norte de la UE.

Espero que con la salida al quite de la Vicepresidente Nadia Calviño, y a la que desde antes de la toma de posesión el Vicepresidente díscolo jamás vio con buenos ojos, tras su extraordinaria trayectoria como Directora General de Presupuestos en la UE, nos garanta un bote salvavidas en el que quepamos los contribuyentes que queremos soluciones a los verdaderos de verdad, y en especial a los que ahora no pueden contribuir al estar en Situación de ERTE (que aún no han cobrado), a los que han perdido su trabajo, y los autónomos que siguieron pagando su cuota, alquileres, recibos, etc… los meses en los que no pudieron facturar ni un euro.

Siendo respetuosa en todo momento, ya que la crispación no ayuda, esta situación de desorientada deriva comunista; como poco a mí me tiene, ¡como gata panza arriba!

¡Como gata panza arriba!
Comentarios