Opinión

¡Suenan vientos de cambio!

Si hay algo que llama la atención y para bien es la propuesta y creación de un «Thing Tank», es decir, un laboratorio de ideas, centro de pensamiento o centro de reflexión abierto a la ciudadanía, cuya función es la crear un grupo de trabajo en área de la igualdad centrada en el empleo femenino y las oportunidades de las mujeres de Pontevedra

Ayer celebraba el Partido Popular de la ciudad de Pontevedra su 13 Congreso Local en el cual, Rafael Domínguez Artime, "RAFA", fue reelegido Presidente Local con un 97,3% de los votos emitidos, una consecución que le brinda el pasaporte directo como candidato a la Alcaldía de Pontevedra en las elecciones del próximo mayo de 2023.

La experiencia es un grado y, así la ha hecho valer, el ya revalidado Presidente; y lo ha materializado con una propuesta de hoja de ruta diseñada hacia la consecución del consistorio pontevedrés, con muchas novedades, con nuevas incorporaciones a su equipo y, sin duda alguna, la que yo resumiría en una frase, "¡hoy somos muchos, mañana seremos más!"; y, si esto es así, como mi olfato de politólogo y sociólogo electoral, cometido al que me dediqué directamente más de 20 años como profesional; la suma diaria durante los pocos más de 365 días que nos separan los comicios municipales, a través de un duro trabajo y dedicación de todas y cada una de las personas que componen su ya electo equipo de trabajo, además de la apertura abierta a la ciudadanía que caracteriza su proyecto hoy presentado ese valor de "sumar", se puede transformar en el "multiplicar".

Las primeras responsabilidades que hizo públicas en su primera rueda de prensa fueron la de la vicepresidencia para José Benito Suárez Costa y la secretaría general para Pepa Pardo, el azote por excelencia a la oposición bien en el pleno municipal, con el permiso de Domínguez y, al gobierno provincial en la Diputación, aquí con permiso de Cubela, lo cierto es que así es. Y para reforzar la Secretaría General Local, Rafa Domínguez propone la creación de cuatro Vicesecretarías Generales de Área, cuatro grupos de trabajo en los cuales se definirán las líneas estratégicas en sectores clave para la ciudadanía para dar respuesta, de manera rápida y eficaz, a lo que Pontevedra demande. Para ello confía el arduo trabajo en cuatro concejales actuales; Juan Manuel Muñoz, Economía; Pablo Fernández, Innovación; Martín Martínez, Desarrollo Territorial y, Silvia Junco, Rural e Igualdad y Bienestar Social; áreas de trabajo que se verán especificadas en las comisiones específicas que creará dentro del Comité Ejecutivo y desarrollará, dentro del engranaje de la Junta Directiva Local, tal y como concretó en sus intervenciones. Y a estos nombramientos incluir nuevas incorporaciones tan acertadas como la de la Doctora Pediatra Raquel Martínez y a la empresaria Silvia Crespo, vicepresidenta de AEMPE, ya adelantadas en medios.

Pero si hay algo que llama la atención y para bien es la propuesta y creación de un "Thing Tank", es decir, un laboratorio de ideas, centro de pensamiento o centro de reflexión abierto a la ciudadanía, cuya función es la crear un grupo de trabajo en área de la igualdad centrada en el empleo femenino y las oportunidades de las mujeres de Pontevedra. Esta comisión está presidido por Ana Pastor, Vicepresidenta Segunda del Congreso de los Diputados y del que forman parte, entre otras personas, Pilar Rojo actualmente Senadora por nuestra ciudad y entonces Conselleira de la Xunta y, "alma mater" de la primera Ley de Igualdad en Galicia en 2004.

de la sociedad civil y/u otras administraciones públicas implicadas en su implementación; conformando de esta manera, una más que interesante y completa hoja de ruta que, confecciona con por y para la ciudadanía pontevedresa, sin duda alguna, posiciona al ya nuevo Presidente Local del PP de Pontevedra en el vagón de cabeza a la alcaldía de Pontevedra.

Entendiendo como pocos lo que mis profesores de "Teoría del Estado" en la UNED, Andrés De Blas Guerrero y Ramón García Cotarelo, los que siempre nos hacían hincapié en la necesaria implicación de los "partidos políticos como las instituciones intermedias entre los gobiernos y la sociedad civil", es lo que está ilusionando tanto a los afiliados populares pontevedreses como a no poca parte de la ciudadanía de Pontevedra. Esto es lo que Rafa Domínguez plantea mejor que nunca y, con la enjundia que le confieren a él y a su equipo municipal en estos 3 años de andadura local y, con más ilusión que cuando iniciaban su singladura municipal, eso es lo que confiere la experiencia, la cual ha sabido aprovechar muy bien, visto lo visto en su propuesta y los apoyos recibidos ayer en su congreso, con primeros espadas como Feijóo, Rajoy, Rueda y Pastor, los candidatos populares de las 7 grandes ciudades de Galicia, miembros del gobierno gallego, diputados etc.; y un dato significativo, la presencia de todos los ex presidentes locales (y aquí especial recuerdo le dedicó a Pancho Cobián); y cito a mayores, el hincapié que Domínguez hacía, muy agradecido, por la vuelta de personas que hacía muchos años que no participaban de las actividades de los populares capitalinos. El apoyo a Rafa Domínguez fue tal y como no se recuerda en tiempo.

Pontevedra tiene que despertar de una vez, tiene que poner en valor las potencialidades de las que goza, condiciones y personas que, para ser sincera, no le faltan. Pontevedra tiene que dejar de ser "la que duerme" y convertirse, ¡de una vez por todas!, en esa Boa Vila acogedora que "da de beber a quen pasa", e intentar que esas personas y empresas se queden aquí. Pontevedra tiene que abrir los ojos hacia la oportunidad que se le brinda para ser la ciudad que merece ser, viva, efervescente, curiosa, emprendedora, acogedora, amable e internacional. Pontevedra tiene que volver a enamorar, como la Bella Helenes a Teucro. Pontevedra tiene que dejar de ser vista como un mero decorado bien parecido para convertirse en una ciudad que rompa muros y se haga grande, en constante crecimiento.

Ayer se daba el primer paso y, yo que de política algo sé, cómo que me da que en mi Pontevedra del alma… ¡¡Suenan vientos de cambio!!

Comentarios