Opinión

Los onerosos 20 céntimos

Tachado de regresivo por varios organismos, el descuento de los carburantes costó 6.000 millones y contribuyó a elevar el consumo
Repostaje en una gasolinera. AEP
photo_camera Repostaje en una gasolinera. AEP

Pasar por la gasolinera es más doloroso desde el pasado domingo sin la bonificación de 20 céntimos, un incentivo que en los nueve meses en los que estuvo en vigor costó más de 6.000 millones a las arcas públicas. La factura es gravosa para un país cuya deuda roza los 1,5 billones de euros y está a años luz de los 5 millones invertidos en financiar los descuentos de los buses interurbanos y urbanos y de los cerca de 205 destinados a sufragar los abonos gratuitos o rebajados para viajar en tren.

Cuestionado por el Banco de España, el FMI o la OCDE por beneficiar de forma indiscriminada tanto a las rentas altas como a los que menos tienen —un reproche que, seamos justos, se puede hacer extensivo a las ayudas para usuarios de tren y bus—, el grado de eficacia del incentivo del carburante quedó en tela de juicio con la investigación que la CNMC ha abierto contra las grandes petroleras para dilucidar si incurrieron en prácticas anticompetitivas.

En un mercado liberalizado, las sospechas de mala praxis rodearon la aplicación de la ayuda desde un principio ante el riesgo de que el sector pudiera estar absorbiendo el descuento. En los últimos compases de 2022, los datos dicen que, restando los 20 céntimos, el litro de diésel cuesta en Galicia alrededor de un 20% menos que el 31 de marzo, en vísperas de que entrase en vigor la bonificación. La gasolina es un 23% más barata. No obstante, los carburantes líquidos fueron uno de los productos más inflacionarios, al encarecerse un 57% entre enero y noviembre.

Este domingo tocó dar la vuelta a la tortilla. A la espera de que las estadísticas de enero vayan ofreciendo una radiografía del mercado 'posbonificación', en su guerra con los operadores low cost, las petroleras han anunciado que aplicarán descuentos a sus clientes. Todo ello en un horizonte en el que se vislumbran subidas de las cotizaciones de los carburantes con la llegada del frío y la progresiva reactivación de China, que el día 8 reabrirá sus fronteras tras aflojar su férrea política anticovid.

En términos de demanda, el incentivo contribuyó a que el consumo de combustibles de automoción creciese un 3,3% hasta octubre en términos interanuales, una evolución que tiene difícil encaje con los objetivos de descarbonización marcados. La estrategia que el Gobierno trazó para llegar a 2050 con una economía climáticamente neutra pasa por llegar a 2030 con una reducción de las emisiones superior al 30% y con 5 millones de vehículos eléctricos, un objetivo que se antoja un tanto complicado teniendo en cuenta que al cierre de 2021 circulaban por las carreteras del país unos 899.000 híbridos, eléctricos y a gas, apenas el 3,6% de los 25 millones de turismos que integran el parque móvil. Además, los datos de la DGT revelan que seis de cada diez coches llevan más de diez años de uso. En plena crisis inflacionaria y con una buena dosis de incertidumbre, cambiar de coche no es una prioridad para muchos hogares. La prueba es que los concesionarios arrastraban hasta noviembre una caída de las ventas superior al 4% y la patronal de fabricantes Anfac señala que los 70.200 turismos electrificados matriculados están lejos de los 120.000 necesarios para cumplir las metas del Plan Nacional Integrado Energía y Clima. Para el sector, la llave para impulsar la demanda pasa por mejorar la fiscalidad de estos modelos, las ayudas y por ampliar la red de puntos de recarga. Desde la óptica del usuario, los elevados precios de los eléctricos y la insuficiente autonomía de los modelos de gama media tampoco ayudan.

Protagonistas

José M. Fernández 

PharmaMar inicia un ensayo clínico en humanos con un nuevo compuesto de origen marino. Las pruebas en laboratorio arrojaron una respuesta "relevante" incluso ante tumores resistentes a quimioterapias.

José Campo Andión

El Instituto Galego de Estatística, que dirige Campo Andión, amplía su campo de estudio en 2023 para adaptarse a un entorno cambiante. Radiografiará el turismo de salud y los aprovechamientos forestales.

Eduardo Abad

El presidente de Upta llama a "forjar una economía más fuerte y sostenible" y receta "un cambio hacia la ruralidad".

Comentarios