Opinión

Cheems

El perro Balltze, que se hizo meme rebautizado como Cheems. DP
photo_camera El perro Balltze, que se hizo meme rebautizado como Cheems. DP

Hace unos días murió Balltze. Tal vez lo recuerden rebautizado como Cheems, el perro pequeño de los memes: ese shiba inu encogidito que, frente al perro cachas, Doge, caricaturiza toda actitud considerada ñoña, quejica o miedosa.

Cheems siempre es el otro, nunca nosotros. La mente incluso reproduce sus frases con una voz muy concreta. Es como cuando se relata una discusión emulando con voz de imbécil al contrario al que, aseguramos, hemos aplastado dialécticamente. Y ya lo decía Agustín Jiménez: ponte esa voz a ti, a ver qué tal suenan tus argumentos. Porque hay que aprender a aceptar que, la mitad del tiempo, también somos Cheems.

Comentarios