Opinión

Nunca pierden

Teresa Abelleira durante las celebraciones. EFE
photo_camera Teresa Abelleira durante las celebraciones. EFE

HAY GENTE que nunca pierde. Como mucho, empata. Es, por ejemplo, esa gente para la que el ganador del mundial femenino de fútbol fue un hombre: Jorge Vilda, el campeón que derrotó a "quince niñatas rebeldes".

¿Es gente que se alegra de este éxito deportivo? Esas futbolistas siguen estando a un solo gol en contra de recibir una buena andanada de risotadas machirulas que las pongan ‘en su sitio’. ¿Siente orgullo patriótico? De las 16 personas que participaron en el encuentro, a esa patria suya solo pertenece a Vilda y, si acaso, alguna jugadora que no moleste ni ande levantado mucho la voz o la cabeza. Ojalá se pierda esa gente.

Comentarios