jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

La dura bienvenida

PARA MUCHOS AFICIONADOS al fútbol, sobre todo para aquellos que no realizan un seguimiento exhaustivo del Pontevedra y de la Segunda B, será sorprendente ver al equipo de Luisito en las últimas plazas de la clasificación, con muchas dificultades para dominar a sus adversarios y con consecuencias nefastas en su portería cada vez que un marcaje no es bueno o cada cada vez que se produce un error.

Los que manejan más información al respecto del cuadro de Pasarón y de la nueva competición que lo acoge sabrán que la categoría, que ha ido perdiendo nivel a medida que la crisis económica se ha ido asentando, sigue siendo complicada. Todos los equipos tienen un mínimo potencial: o tienen calidad o experiencia o una buena preparación física o están bien trabajados tácticamente.

Si alguien creía que el Pontevedra iba a ser un equipo dominante en la categoría, el comienzo de la Liga le ha demostrado la auténtica realidad

No hay ni un solo contrario que no tenga argumentos futbolísticos para complicar la existencia cotidiana del Pontevedra. Eso no quiere decir que los granates vayan a descender. En absoluto. Hay que dar tiempo a los futbolistas y tener paciencia con el colectivo. Cabe recordar que la mitad de la plantilla no tiene experiencia en la categoría y deberá aprender en qué consiste a base de golpes.

El potencial económico del club era importante para una Tercera División. La cantidad de dinero que el Pontevedra puede invertir en su plantilla actual, probablemente, no se encuentra entre las diez mayores de la Segunda B.

El nombre no lo hace todo. Ni llamarse Messi es garantía de éxito, ¿por qué habría de serlo llamarse Pontevedra? Ni el estadio ni la historia, aspectos en los que el PCF está en cabeza, tienen utilidad.

Es una temporada para intentar disfrutar con un fútbol de una calidad mejorada, pero también para sufrir. No podría ser de otra manera. Estamos hablando del Pontevedra.

La dura bienvenida
Comentarios