lunes. 10.05.2021 |
El tiempo
lunes. 10.05.2021
El tiempo

España

Abascal emula a Rivera y Ayuso y enseña un adoquín en el Congreso

[AGENCIAS] El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha exhibido este miércoles desde la tribuna del Congreso un adoquín para mostrar la violencia que sufren sus simpatizantes y asegurar a continuación que no responderán "de la misma manera" para evitar ir "al enfrentamiento civil".

En su primera intervención en el debate parlamentario, en el que comparece el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para informar sobre el estado de alarma, Abascal ha pedido su fin y el cese de las restricciones a las libertades y derechos con la justificación de la pandemia.

Ha indicado que "lo peor" de esas restricciones es que están amparadas por la prensa que "demoniza" a Vox y "los terroristas que lanzan adoquines", en referencia a los disturbios ocurridos en el distrito madrileño de Vallecas la semana pasada cuando él intervenía en un mitin y se encontraban, ha dicho, "a dieciocho metros" de quienes les lanzaban "piedras, adoquines y estacas".

Por su parte, Sánchez ha sostenido que Vox no acude a los barrios humildes y trabajadores de Madrid para lograr votos, sino para "reivindicar que existe" después de que el PP haya ya ocupado su espacio de "odio, furia y crispación".

"El señor Abascal se fue a Vallecas a montar bronca", ha acusado el presidente del Gobierno. "Ese es el argumento que se utilizaba en mi tierra por parte de aquellos que asesinaron a concejales socialistas, que molestaban y que provocaban", ha respondido Abascal tildando de "infame" esta acusación y recordando que en Vallecas Vox obtuvo el voto de 15.000 personas en las últimas elecciones.

En este contexto, Sánchez ha asegurado que el Gobierno condena todo tipo de violencia –"hasta incluso la que ustedes también han sufrido", ha dicho a Abascal–, mientras que Vox "no condena la violencia de las mujeres, de las mujeres o la que sufren los colectivos LGTBi". De hecho, ha contrastado su rechazo a la violencia con la actitud de Vox, un partido que ha dicho que "llama a sus militantes a tomar las calles y llama al Ejército a dar un golpe de estado".

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado seguro de que la democracia española "va a vencer" el "miedo, la furia y el odio" de Vox, una formación que a la ha acusado de haber opuesto a todos los instrumentos desplegados para hacer frente a los efectos de la pandemia y proponer únicamente postulados "de hace siglos".

ç