Monbus suspendió por "error" el bus que llega a la parroquia de A Canicouva

La incidencia, que dejó sin servicio a los vecinos durante el lunes, motiva una reunión urgente entre
Xunta y Concello ▶ La compañía retoma las líneas y garantiza que mantendrá todas las frecuencias
Vista de A Canicouva. GONZALO GARCÍA
photo_camera Vista de A Canicouva. GONZALO GARCÍA

La indignación vecinal surtió efecto. Monbus ha restablecido las líneas de autobús que conectan el centro de Pontevedra con A Canicouva. La compañía atribuyó este miércoles a un "error" la suspensión del servicio durante la jornada del pasado lunes.

La incidencia pilló por sorpresa a muchos vecinos del rural. Muchos de ellos tuvieron que recurrir a un taxi o a familiares o amigos para desplazarse. A otros no les quedó más remedio que ir a pie. Fue el caso de Berta Novas, usuaria habitual del transporte público. Esa vecina de A Canicouva, de 47 años, tuvo que ir caminando hasta su casa desde Figueirido, en el término municipal de Vilaboa. Eran cerca de las tres de la tarde. Y no logró que el conductor completase la ruta, por orden directa de la empresa.

"O autobús deixoume a tres quilómetros da casa e tiven que ir camiñando. Eu son unha paciente oncolóxica, aínda estou a tratamento, e non podo recibir sol. Imaxina como foi chegar á casa", explica la afectada a Diario de Pontevedra.

"O autobús deixoume a tres quilómetros casa e tiven que ir camiñando. Son paciente oncolóxica e non podo recibir sol", lamenta una afectada

Novas trasladó su situación al Concello a través del concejal Raimundo González Carballo, que también es vecino de A Canicouva. "Ao final solucionouse", explica la afectada sobre la reunión urgente a tres bandas que este miércoles mantuvieron responsables de Monbus con la Xunta y representantes del Gobierno local. Entre estos últimos estaban González Carballo y el director xeral de Infraestruturas.

Fuentes de la empresa redujeron a dos los viajes cancelados durante el pasado lunes, que vincularon a un "malentendido": el de las 9.05 y el de las 18.05 horas. En una jornada laboral, el número de frecuencias asciende a ocho, reduciéndose a cuatro durante los sábados y a dos los domingos (una de mañana y otra de tarde).

La empresa reduce a dos los viajes cancelados por culpa del "malentendido" y pide "disculpas" a los clientes por los inconvenientes

Por su parte, la Consellería de Infraestruturas, que es la responsable política de la gestión del transporte público, señaló al Gobierno central como responsable de esta situación.  El departamento que dirige Ethel Vázquez recuerda que el servicio de bus hasta A Canicouva se verá afectado por las obras de construcción del primer tramo de la circunvalación de Pontevedra, entre Vilaboa y el lugar de A Ermida (Marcón). "Es el Ministerio quien debería dar solución a este problema", indican fuentes autonómicas, que afirman que la suspensión unilateral del autobús fue "un hecho puntual".

Los trabajos de la autovía A-57 obligarán a cortar un carril de la carretera por la que pasa el bus que da servicio a la parroquia de A Canicouva. De momento, el vial todavía es transitable, por lo que Monbus seguirá prestando el servicio con las mismas líneas y frecuencias que hasta ahora, entre las 8.10 y las 19.55 horas. En este sentido, la firma pidió "disculpas" públicas a los clientes por los inconvenientes causados. "A suspensión durou un día. Hoxe (por este miércoles) funcionou con normalidade. E onte (por el martes) tamén", destacó González Carballo, que aseguró que el Concello se mantendrá vigilante y en contacto con los usuarios del servicio para evitar nuevos contratiempos.

Las 19 paradas del servicio entre la estación y A Canicouva. DP
Las 19 paradas del servicio entre la estación y A Canicouva. DP

Se estudian dos alternativas ante el corte de la carretera por las obras de la A-57

La línea de autobús que llega va desde la estación de autobuses de Pontevedra hasta A Canicouva se verá afectada en breve por el corte de la carretera provincial EP-001 por las obras de la autovía A-57. Por este motivo, la Xunta deberá pactar con el Ministerio de Transportes posibles alternativas para garantizar el servicio. El Concello también tendrá voz en esta negociación, que tiene como objetivo acelerar los trabajos para que la prohibición de transitar por este vial se prolongue por el menor tiempo posible. "A idea é minimizar este corte pola A-57 e que se manteñan as liñas e as frecuencias", indicó el concejal Raimundo González Carballo, que explicó que sobre la mesa hay dos posibles nuevas rutas: una por Paredes, subiendo por Cacheiro, y la segunda por Ponte Sampaio, sin llegar a pisar el núcleo parroquial.

LA RUTA SERÁ MÁS LARGA. La ruta en bus cuando se corte la EP-001 será más larga. En la actualidad, el bus desde la ciudad hasta A Canicouva tarda entre 25 y 30 minutos por trayecto. "O importante é que haxa servizo e que o corte dure o menos posible", expone Berta Novas, una usuaria.